miércoles, 23 de mayo de 2012

El juego como valor educativo I


    El juego es definido según  José Mª Cagigal (1996) como una acción libre, espontánea, desinteresada e intrascendente que se efectúa en una limitación temporal y espacial de la vida habitual, conforme a determinadas reglas, establecidas o improvisadas y cuyo elemento informativo es la tensión. 

  Puede tener multitud de definiciones pero siempre el individuo que realiza la acción de jugar lo hace de forma desinteresada y buscando la diversión.

  El juego es un gran medio para cualquier profesional que pretenda enseñar diferentes contenidos, ya que, proporciona al alumno una atención inmediata sólo al escuchar la palabra juego. Enseñar a través de juegos ayudará a que el alumno preste más atención en lo que realiza y, por lo tanto, afiance de una manera más significativa lo que pretendemos enseñarle.

  Podemos encontrar muchas clasificaciones sobre los tipos de juegos, aunque en esta ocasión nos vamos a centrar en una realizada por Domingo Blázquez (1986) que clasifica los juegos:

a) En función del grado de energía:
Juegos muy activos.
Juegos activos.
Juegos de media intensidad.
Juegos de poca intensidad.

b) En función del grado intervención:
Juegos de eliminación progresiva.
Juegos de participación total.

c) En función del tipo de movimiento:
Juegos de marcha.
Juegos de carrera.
Juegos de salto.
Juegos de lanzamientos.
Juegos de lucha.
Juegos de equilibrio.
Juegos de coordinación.
Juegos sensoriales.

d) En función de su dimensión social:
Juegos individuales.
Juegos de grupo.
Juegos de equipos.

¿Por qué ésta clasificación y no otra?

  La consideramos una clasificación completa donde no sólo nos basamos en los participantes que realizan la actividad en sí, sino en el grado de participación en el juego, en la energía o intensidad que se emplea en el mismo, así como, en los tipos de movimientos que se llevan a cabo para la práctica jugada.

  A lo largo de esta serie de artículos referentes a los juegos veremos: las características de los mismos, recomendaciones a la hora de realizarlos, el espacio y el material a utilizar, así como la importancia que tiene para poder inculcar valores en nuestros alumnos.

1 comentario:

  1. dentro de esta clasificación de juego incluiría también el juego bueno y la estrategia en juego.

    Dentro del juego bueno se le da al alumno la liberta de que este sea capaz de crear un juego con sus normas, teniendo que experimentar y corregir algunas ya implantadas. De la misma manera tendrá que realizar este ensayo y error con el resto de compañeros, descubriendo o inventado juegos que se adapten a los objetivos que ellos mismos se planten.

    De la misma manera la estrategia es algo básico en el juego. Hay juegos con un estrategia muy simple como la cadeneta o polis y cacos, pero otros como tierras quemadas o cementerio que puede llegar a tener un alto nivel de estrategia. Esto ayuda a que el alumno fomente su capacidad de planificación y trabajo en equipo, llegando a dejar en un segundo plano el desarrollo motriz del equipo.

    Por último me faltan otros 2 elemento dentro de esta clasificación del juego.

    Si existe objeto en el juego (un balón, una bandera, una cuerda, etc.)

    El tipo de cancha (cancha dividida o cancha compartida).

    Llevaba tiempo esperando este articulo, a ver que opinabais y como lo relacionabais con la metodología de educación física.

    De momento me ha dejado con un sabor agridulce.

    ResponderEliminar