martes, 13 de noviembre de 2012

Programar en Educación Física



     Estoy seguro que la mayoría de los que están leyendo este artículo saben lo que es programar, ya sea en Educación Física o en cualquier otra área educativa. Para los que aún no saben ¿qué es esto de programar? o ¿en qué consiste este proceso? va dirigido este artículo aunque también ahondamos en dicho proceso por lo que quizás podamos aportar algo nuevo a aquellos que ya conocen y saben programar.

  A lo largo de este artículo vamos a definir el concepto de programar, en qué consiste, para qué sirve y algunos puntos fundamentales para programar correctamente.

  Programar no es más que planificar y marcar unas líneas de actuación a seguir a lo largo del curso escolar. En la programación el docente marcará qué conceptos, procedimientos y actitudes trabajará y valorará en sus clases de Educación Física. La programación no solo consiste en planificar también será un punto de referencia entre la administración y el centro educativo, ya que en él aparecerán los diferentes objetivos o contenidos generales de área o de etapa que vienen dados por la administración educativa y que corresponden a todos los centros de la misma comunidad autónoma. Por lo tanto, la programación hará referencia directa a conceptos dados por la administración.

  La programación consta de variados subapartados que no vamos a entrar a detallar, veremos la programación desde el punto de vista práctico para el maestro.

  La programación sirve al maestro para organizar sus clases a lo largo del curso. En la programación vendrán escritas las unidades didácticas que se pretendan llevar a cabo. Unidades didácticas que vendrán acompañadas de los objetivos, contenidos o actitudes, así como la metodología, que se pretenden fomentar. En los próximos artículos hablaremos de las unidades didácticas, así como de las sesiones de Educación Física.

  Llevaremos a cabo una correcta programación siempre y cuando nuestros contenidos y objetivos estén basados en el curriculum y estos se correspondan con la edad de nuestros alumnos.

  Para poder programar correctamente tendremos que saber con qué días contamos para adaptar nuestras sesiones a los días disponibles a lo largo del curso. Es imprescindible dividir el curso en trimestre para tener más sencillo programar las tareas y unidades que vayamos a desarrollar a lo largo del mismo. También es importante ser consciente de la meteorología para poder trabajar algunas unidades didácticas en una época del año determinada.

  En definitiva, programar no es un proceso sencillo, es un proceso reflexivo y al que es necesario dedicarle bastante tiempo para poder desarrollarlo lo mejor posible teniendo en cuenta multitud de circunstancias. Aunque servirá como guía para llevar a cabo nuestras sesiones diarias, estas no tendrán que ser exactamente, pudiéndose improvisar pero siempre teniendo en cuenta lo que tengamos diseñado en nuestra programación inicial.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada