martes, 3 de enero de 2012

Hábitos alimentarios de la práctica físico-deportiva II


    Desde el área de Educación Física podemos fomentar prácticas que ayuden a los alumnos a ser conscientes de la importancia de la alimentación en su día a día. La importancia de esta intentaremos trasmitirla a través de las sesiones diarias tanto en nuestra área como en otras áreas educativas, fomentando de esta manera la interdisciplinariedad con otras áreas del sistema educativo.

  Hemos de ser conscientes que fomentar hábitos saludables alimentarios depende de todos, no solo del educador físico. El ámbito familiar es todavía más importante y éste debe ser el primero que trabaje con el niño en este sentido.

  Nosotros como educadores llevaremos a cabo varias estrategias o metodologías para ayudar a fomentar y a afianzar lo trabajado por los padres en casa. Algunas tareas o actividades que podemos plantear en nuestras clases son las siguientes:

- Actividades informativas donde enseñemos a los alumnos la pirámide de los alimentos y la importancia que deben tener los diferentes alimentos para el alumno, haciendo especial hincapié en aquellos que consideramos saludables como por ejemplo la fruta, y rechazando aquellos que son perjudiciales como puede ser la bollería.
Junto a esto, recalcaremos la importancia de la alimentación para la salud: tanto para la práctica deportiva como para la práctica diaria, recordando los posibles problemas que acarrean una mala alimentación.

  Mediante juegos también podemos trabajar los hábitos alimentarios. En el IV Congreso Internacional y XXV Nacional de Educación Física celebrado en Córdoba se expusieron una serie de juegos que vamos a citar a continuación:

1. “TULA DE LOS ALIMENTOS”:
Un niño se la queda (será un“poquito” del exceso de grasa en el cuerpo) y debe pillar al resto, quienes deben evitar ser pillados para no tener exceso de grasa en el organismo. Cuando un niño libre es pillado se convierte en grasa también. Aquellos que no sean pillados, evitarán ese exceso de grasa corporal que incide negativamente sobre la salud.
Ésta es una tarea orientada al conocimiento por parte del alumnado, de la importancia de evitar el exceso de grasa en el organismo. Puesto que previamente se han trabajado conceptos relacionados y existe un conocimiento declarativo por parte de los niños al respecto, podemos realizar preguntas como, ¿Qué ocurre en nuestro organismo si nos “pilla” el exceso de grasa?, ¿qué enfermedades se asocian al exceso de grasa? ¿Qué medidas podemos tomar para evitar el exceso de grasa en el organismo? ¿Qué consecuencias puede tener sobre la salud? Estas preguntas además nos ayudan a “orientar” la tarea a realizar; los propios alumnos estarán en disposición de decir que deben huir del exceso de grasas, por ejemplo.

2. “LOS DISCOS MÁGICOS”:
Como en el juego anterior hemos sido afectados por el exceso de grasa y queremos deshacernos de ella, vamos a hacerlo jugando con “los discos mágicos”.
Existirá un circuito con distintas postas, en cada una de las cuales habrá un aro (podremos ponerlos en el suelo, utilizar las canastas de baloncesto, colgarlos de las porterías, etc). Por equipos, cada uno de los componentes intentará introducir el disco volador en el aro en el menor número de lanzamientos posibles (se sumarán los intentos de cada uno de los componentes en cada una de las postas).
Cuantos menos lanzamientos hagamos mucho mejor, de más grasa nos desharemos (teniendo en cuenta siempre que la grasa es un nutriente necesario) y más sanos estaremos.
A través de esta tarea pretendemos que el alumnado, en base a lo ya aprendido en otras actividades, interiorice la necesidad de la práctica de actividad física como uno de los elementos de control del exceso de grasas y entienda los efectos nocivos que puede tener sobre la salud. Para ello, podemos realizar preguntas tales como ¿Qué medidas podemos tomar para evitar el exceso de grasa en el organismo y sus consecuencias sobre la salud? ¿Qué actividades físicas podemos realizar para tener un buen estado de salud? ¿Qué características deben tener las actividades que realicemos para que sean saludables?

3. “A RECOGER LOS NUTRIENTES”:
Previa explicación acerca de los porcentajes adecuados de cada nutriente, además de los aros y discos voladores utilizados en el juego anterior, dejaremos otro material por la zona de juego (los aros serán hidratos de carbono, los discos serán la grasa y las cuerdas harán las veces de proteínas). Formarán equipos, y a la señal deberán recoger el mayor número de nutrientes posible (aros, discos y cuerdas) sin olvidar los porcentajes necesarios para elaborar una dieta saludable. Cada uno de ellos podrá recoger un solo “nutriente” cada vez. Se puede jugar haciendo que los componentes del equipo vayan de la mano.
Con esta tarea pretendemos que los niños comprendan la importancia de una correcta alimentación, ya que sólo de esta manera podrán cubrir sus necesidades diarias y asegurarse un buen desarrollo y una mejor calidad de vida.
Las preguntas que podemos plantear pueden ir orientadas en este sentido ¿cuáles son los tipos de nutrientes que podemos encontrar en los alimentos? ¿Cuáles son las funciones de cada tipo de nutrientes? ¿Cuáles son los porcentajes adecuados de cada nutriente que debemos consumir cada día? ¿Qué significa llevar a cabo una dieta equilibrada en cantidad y calidad? ¿Son todos los nutrientes igual de importantes? ¿Qué nutrientes deberías tomar todos los días y cuáles no?

4. “5 AL DÍA QUIERO YO”:
Después de tanta práctica de actividad física nos ha entrado un poco de hambre y vamos a reponernos para poder seguir trabajando y beneficiarnos de los efectos positivos de la práctica de actividad física sobre la salud. Para ello, vamos a optar por una alternativa muy sana para el almuerzo del recreo y en general para todo el día; tomar “5 al día” (en consonancia con la campaña que aboga por el consumo diario de al menos 5 raciones de frutas y hortalizas frescas).
Todos los niños en corro, dentro de un aro, excepto uno que se encuentra dentro de un aro en el centro del corro. Cada uno de los de fuera tendrá el nombre de una fruta u hortaliza (diremos 3, 4 ó 5, en base a los niños que haya en la clase, para que haya frutas y hortalizas repetidas). Cuando el maestro nombre una de esas frutas u hortalizas, los niños que la tienen deberán cambiarse de aro, momento en que el del centro aprovechará para meterse en uno de los aros del corro. El que pase más de tres veces por el centro no cumplirá con las “5 al día” y su dieta se verá afectada.
Esta tarea se orienta al aprendizaje de la importancia de consumir frutas y verduras frescas como parte fundamental de una dieta saludable, por su escaso aporte calórico y su gran contenido en vitaminas, minerales y fibra.
En relación con esta tarea, podemos hacer preguntas a los alumnos como ¿qué son las frutas y hortalizas? ¿Para qué sirven las frutas y las hortalizas? ¿Pensáis que son importantes? ¿Qué beneficios aportan a la salud? ¿Qué son las vitaminas y los minerales?

Estas actividades nos pueden ayudar a desarrollar los hábitos que pretendemos inculcar en nuestros alumnos, hábitos saludables que intentaremos transmitir a nuestros alumnos a través del juego.